The Downspiral To Hell
: Puro Arte Experimental :
        : Entrevista realizada a José L. y Aneliria :
 
: Redactado por el dios perezoso :        
Extraño, complejo, bizarro, abigarrado, experimental... cualquiera de estos adjetivos es válido para describir la música de esta pareja de sorianos que, al menos para mi, han sido una de las sorpresas más agradables que me he llevado en los últimos tiempos en lo que a death metal se refiere, ¡¡por fin algo de originalidad!!... así que nos pusimos en contacto con ellos para acercarnos un poco más a su música, intentar entender, de primera mano, lo que estos The Downspiral To Hell pretenden transmitirnos...
Saludos pareja, un verdadero placer teneros de visita en nuestro viejo castillo, ganas había de conoceros un poco mejor y, de paso, que nos ayudéis a “destripar” en lo posible vuestro último e increíble trabajo, “The Advent of Neurosis”... para empezar, por favor, haznos una pequeña introducción de la banda...
Qué tal, ¿cómo va todo? Para nosotros también va a ser un placer contestar a tus preguntas, te lo aseguro. Para aquellos que no conozcan nada sobre la banda, la integramos dos personas (somos hermanos) en una aventura que comenzó unos siete años atrás en el tiempo. Desde entonces siempre nos hemos movido en terrenos muy cercanos a lo que más nos motiva e inspira, y han sido estas necesidades las que han dado forma a la música. Definitivamente nuestros sonidos no serían igual sin nuestras inquietudes por los libros, por la pintura, por la música y por el arte en general.
¿Tenéis algún tipo de experiencia previa en otras bandas o proyectos? ¿Qué os hace formar The Downspiral To Hell y por qué elegís este nombre?
Bueno, antes de “The Downspiral To Hell” ya estábamos con otros grupos, compartíamos nuestras ideas con más gente y por decirlo de alguna forma, era necesario empezar así para encontrar nuestro camino definitivo (que es donde nos encontramos actualmente). Pero nuestra inquietud creativa, nuestra auto-exigencia con la música, nos llevó a replantearnos la situación y decidimos asumir un control total sobre la creación y grabación de nuestra música. También nos dimos cuenta que la cuestión de los directos sería muy complicada a partir de entonces... y así ha resultado, ya que únicamente somos un grupo de estudio. Nuestro nombre lo “rescatamos” del título de un tema de nuestra anterior etapa.
Dentro del actual panorama bastante monótono del metal extremo, vuestra propuesta es un verdadero soplo de aire fresco, ¿de dónde sacáis las ideas? ¿Hay alguna banda que realmente os influya a la hora de componer? Coméntanos brevemente el proceso de composición de uno de vuestros temas...
Nuestras ideas van surgiendo, sin más, de nuestra afición por lo que antes comentaba, el arte en general. En cuanto a la música, escuchamos de todo. Pasamos de lo más a lo menos extremo sin dificultad, lo cual nos ayuda a focalizar nuestras ideas de otra forma, simplemente porque no queremos definirnos. Nuestra idea es crear, sin límites y sin miedo a las fusiones, porque precisamente es lo que nos gusta. Creo que ninguna banda nos ha influido realmente para componer... o por decirlo de otra forma, nos han influido cientos de ellas.
Nuestro proceso de composición imagino que es algo extraño y complejo, ya que frecuentemente comenzamos por las bases de batería y sobre ellas componemos, arreglamos y volvemos a escribir lo necesario, con todos los cambios que es necesario hacer hasta completar la grabación.
The Downspiral To Hell
The Downspiral To Hell
The Downspiral To Hell
Más allá de influencias musicales, ¿qué es lo que os empuja a componer? ¿Y por qué este tipo de sonido tan complejo y abigarrado, creéis que es el más adecuado para transmitir vuestras ideas?
Pienso que los aspectos fundamentales serían la pintura, la literatura y el cine (además de la música, por supuesto), aunque no en este orden necesariamente. Cualquiera de estas vertientes creativas nos hacen sentirnos cercanos a lo que hacemos, y en cualquiera de ellas podemos buscar lo que necesitamos. Por lo tanto es posible que nuestro sonido tenga que ver con todo esto... no es que necesariamente busquemos un sonido “inspirado” en nuestras influencias, simplemente es lo que necesitamos crear y transmitir; es posible que no sea la forma más adecuada, ni la más sencilla, pero sí la necesaria para nosotros.
Según me comentaste, vuestro primer trabajo “Thorn” nunca llegó a ser editarlo, ¿por qué?
“Thorn” nunca fue editado porque en primer lugar nadie tuvo interés en hacerlo, y en segundo lugar porque nosotros mismos tampoco nos esforzamos demasiado en buscarlo. En aquel momento lo fundamental fue satisfacer nuestra necesidad creativa, y una vez cumplido esto, nos decidimos a moverlo sobre todo a nivel de fanzines y demás publicaciones, pero poco más... pienso que siempre llega un momento en el que sencillamente “pasamos” algo de publicitarnos, ¡¡¡y es entonces cuando ha llegado la hora de volver a grabar!!!
He tenido la oportunidad de escucharlo, y a pesar de ese sonido bastante maquetero y que el concepto aún no estaba del todo desarrollado, sobre todo comparándolo con “The Advent of Neurosis”, la verdad es que me ha resultado muy interesante, incluso hay momentos que me han recordado al primer trabajo de Solefald, con esos cambios de ritmo brutales y esas mezclas de sonidos procedentes de ámbitos muy diversos, ¿qué te parece todo esto? Descríbenos “Thorn” musical y conceptualmente hablando...
Con “Thorn” sabíamos de donde veníamos pero no teníamos ni idea sobre nuestro lugar de destino... fue un proceso de experimentación total y absoluto, el placer de hacer lo que quieres, donde quieres y como quieres. Sin correcciones creativas, simplemente dejando libertad absoluta de composición. Quizás eso se nota a la hora de escucharlo... pero creativamente fue una gozada para nosotros. Musicalmente ya escuchábamos de todo, pero nunca lo habíamos dejado fluir de esta manera, así que fue un primer paso importante y definitivo, sobre todo porque era muy nuevo para nosotros. ¡¡¡Nunca habíamos hecho algo similar!!!
El paso adelante que dais con “The Advent of Neurosis” es impresionante... aunque musicalmente os movéis hacia terrenos death metal con grandes dosis de brutal, incluso a veces rozando el grindcore, el fondo es muy similares, si bien es cierto que ahora todo encaja muchísimo mejor, con un sonido más homogéneo y compacto... ¿por qué este cambio en lo musical? ¿Os sentís ahora más cómodos?
La verdad es que nos sentimos igual de cómodos que entonces... sabes, una vez ya iniciada la grabación de “The Advent Of Neurosis” nos paramos a escuchar lo que teníamos hecho y decidimos cambiarlo todo. Era algo muy en la onda de “Thorn”, más musical, más black, y bastante menos demente. Así que este fue el punto de inflexión definitivo... conscientemente decidimos hacer algo mucho más agresivo y extremo, aunque manteniendo las bases creativas, pero cambiando las formas. Así que todo está mucho más enfocado musicalmente hablando hacia el death en todas sus vertientes, pero sin dejar de lado nuestra premisa fundamental... la experimentación.
Los arreglos y atmósferas que dais a los temas a base de samples y teclados son increíbles y están metidos con un gusto exquisito... habéis logrado que sean parte integrante de los temas, porque no sólo ya no serían lo mismo sin ellos, es que prácticamente dejarían de tener sentido... ¿cómo cojones habéis logrado cohesionar tanto y tan bien la parte metálica con la electrónica, porque hostia, no son sólo tres o cuatro detalles en todo el disco?
Es curioso; somos dos personas, lo llevamos siendo desde los inicios de nuestra relación con la música. No nos juntamos a hablar, uno no indica a otro nada ni el otro al uno qué es lo que podría ser. La composición y la concepción de los temas no están, por esto, arriesgadas al ‘a ver qué sale’, creo que ambos tenemos una noción de la música y la vida casi exacta, lo cual nos hace insertar cada pieza que pensemos o ideemos de una forma cuadriculada en lo que el otro ha ideado. Así se han insertado los sintes en el disco, no como una parte, sino, partiendo de partes, como un enganche ya sin soltura. Esta es la clave, es decir, que cada uno de nosotros entiende al otro en toda su intención.
“The Advent of Neurosis” es uno de esos discos que permiten múltiples interpretaciones, incluso dependiendo de tu propio estado de ánimo te trasmite sensaciones diferentes, por lo que prácticamente lo redescubres escucha tras escucha... así pues, me gustaría que lo definieras con tus propias palabras, conocer tus propias sensaciones cuando lo estás tocando o cuando suena en tu equipo de música...
“The Advent of Neurosis” es un compendio de multitud de ideas, una especie de extremismo mental, una tipología de estados de ánimo múltiples, tan dispares como podría tener la locura en la mente del hombre, no una locura patológica, sino la neurosis consciente de cualquiera de nosotros, cualquier mente inquieta por preguntarse qué hace viviendo, y puliendo esa demencia hasta llegar a la noción o idea trascendental de la existencia, como es el planteamiento de la esencia de dios.
El disco nos puede transmitir muchas nociones, muchas sensaciones, he ahí la llegada de la neurosis a la existencia del hombre, y a la del que la escucha, a veces estados agresivos, otras eufóricos (escuchando las trompas sonar y marcar el tiempo del tema, en concreto de los dos hemisferios), y muchas otras de una locura caótica que invita a cualquier sensación percibida.
Aunque no he leído las letras, tengo la sensación que todo gira en torno a un mismo concepto, quizá algo relacionado con la neurosis u otras enfermedades de la mente, de hecho precisamente es esto lo que a mi personalmente el disco me transmite, es como si vieras la realidad a través de los ojos de un esquizofrénico, desde un prisma muchísimo más crudo y brutal... háblanos de la idea que hay detrás de “The Advent of Neurosis”, o como he leído por ahí, la Era de Neurosis...
Efectivamente, eso transmite el disco y, aparte de lo subjetivo de cada persona, la atmósfera musical del disco refleja la locura, el caos de la mente humana y más en concreto, la idea de los temas como unión está orientada a la noción de dios como concepto poco focalizado, débil, una noción de un tema tan trascendental en el hombre que al tiempo es tan débil como para poder ser interpretado de tantas formas como mentes hay. Una idea revuelta de la noción de dios, como creación, como dictador a la especie.
Viendo vuestra música de una forma digamos neutra, la calificaría como arriesgada y muy poco accesible, ¿estás de acuerdo? ¿Os importa que esto pueda influir negativamente a la hora de que enganche con la gente?
Es arriesgada; es poco accesible. La importancia debiera surgir justo cuando nosotros hagamos la música para un fin determinado que no sea prácticamente el simple y directo hecho de hacerla y disfrutar. No podemos, hasta el momento, plantearnos componer cosas que no nos gusten pero que sí gustaran o engancharan a la gente. Es evidente que una música compleja al oído será menos escuchada, pero quien la oiga lo hará con el deseo innato de escudriñar tantas y tantas cosas que nuestros temas esconden, más allá de las notas que llegan antes al oído.
Puesto que no he logrado encontrarlo por ningún lado te lo preguntaré, ¿cuándo y dónde habéis grabado vuestros álbumes? Tengo la sensación de que en ambas ocasiones han corrido por vuestra cuenta, y aunque se puede apreciar un gran salto cualitativo entre ellas, creo que vuestra música ganaría muchos enteros grabándola en unos estudios mejor preparados... ¿tenéis pensado algo así en el futuro?
Nuestros temas, hasta hoy, todos han sido grabados con material propio. Esto ha sido una ventaja para nosotros, no en el tema de sonido, que se podría mejorar, pero sí en el tema compositivo, de tiempo y libertad. Nuestra música es bastante compleja, en su concepción y en su grabación. Muchas cosas, muchos detalles... y el estudio quizá este ámbito lo limitaría. Tenemos en mente aumentar la calidad de nuestro pequeño estudio, pero aún así, el tema del gran estudio profesional sería una apuesta de futuro, es evidente.
“The Advent of Neurosis” os lo editó el sello escocés CDG Records, bastante desconocido, al menos para mí, sin embargo tiene distribución internacional a través de la mismísima Plastic Head... ¿cómo os llegó su oferta y porqué os decantasteis por ellos?
Su oferta nos llegó cuando pusimos algo de nuestra nueva música en myspace. Simplemente se pusieron en contacto con nosotros y nos ofrecieron editarnos, con lo cual no tuvimos que pensarlo demasiado. Para nosotros era algo inesperado y muy positivo, ya que somos conscientes de que no hacemos una música con demasiada repercusión de cara a venderla. Todo esto nos ha ayudado a promocionarnos algo más.
Y qué tal están funcionando, ¿estáis satisfechos con su trabajo?
La verdad es que ha sido todo muy desconcertante... perdimos el contacto con nuestro sello, y en cierta forma es como si hubiesen desaparecido de la faz de la tierra. Siguen estando ahí pero no dan señales de vida, por lo que no sabemos nada para poder contestar adecuadamente a tu pregunta. Lo que podemos decirte es que los cds que llegaron a nuestro poder los hemos movido lo posible, y a partir de ahí poco más podemos hacer.
Vamos terminando... ¿crees que alguna vez podréis presentar vuestro trabajo sobre un escenario, o The Downspiral to Hell es un proyecto únicamente de estudio?
Es muy complicado que tengamos la oportunidad de presentarlo en directo. Nos supondría muchísimo tiempo y esfuerzo preparar todo esto para llevarlo a un directo, y además creo que lo fundamental para nosotros es crear, y eso lo tenemos ya cubierto. Desde luego es algo que puntualmente lo pensamos y sería genial hacer, pero la dificultad es considerable.
Supongo que ya estaréis trabajando en temas nuevos, así que avánzanos algo... ¿habrá un nuevo cambio tan radical de sonido con respecto a “The Advent of Neurosis”? ¿Para cuándo tenéis planeado su grabación y/o publicación? ¿Seguiréis vinculados con CDG Records o estáis buscando un nuevo sello?
Actualmente estamos muy involucrados con nuestro otro proyecto llamado Leak www.myspace.com/leaktheband Es algo absolutamente diferente a The Downspiral to Hell pero que estamos empezando a descubrir para nosotros mismos, algo necesario también a nivel creativo. Así que pienso que todavía falta mucho para poder escuchar algo nuevo de The Downspiral to Hell, porque nuestros procesos de grabación son largos y complejos. Sinceramente, para tener un cd completo no creo que pasen menos de 2/3 años... aunque también es posible que no sea así. En cuanto a sellos discográficos, en principio deberemos buscar alguien interesado en apoyarnos, y si no fuese así, quizás en una posible autoedición...
Bueno, esto es todo por nuestra parte, muchas gracias por vuestro tiempo y nuestros mejores deseos para la banda en el futuro... las últimas palabras, como siempre, son vuestras...
Queríamos agradecerte el espacio que nos dedicáis para que la gente pueda conocernos algo más, siempre es algo muy importante para nosotros... y por supuesto, seguiremos estando ahí para ofreceros algo en el futuro. ¡¡¡Un saludo a todos los amantes de la música!!!
: Website banda: www.myspace.com/thedownspiral :
: Procedencia: España :
: Fecha de publicación: 02.02.2010 :
 
 
www.castleofvampiria.com